Declaración de Misión

slider-photo1

Del 2do. Encuentro de Religiosas Hispanas en los Estados Unidos
20 de Agosto del 2011 – Alhambra, CA

SOMOS:

Mujeres consagradas, rostro materno de Dios, enviadas a caminar, acompañar y animar al pueblo de Dios, principalmente el inmigrante Hispano y los más pobres y vulnerables, dando testimonio profético de unidad, alegría y esperanza desde una vida comunitaria orante.

BUSCAMOS:

• Seguir siendo fieles a nuestros Carismas desde un seguimiento radical de Cristo como centro de nuestra vida y evangelización.
• Llevar un proceso continuo de aculturación conociendo la realidad de donde vivimos y servimos para lograr una integración que nos lleve a inculturar el
Evangelio.

• Conocer y valorar las riquezas que aportan las diversas culturas.

• Mantenernos en un discernimiento continuo para estar abiertas y disponibles a responder a la voluntad de Dios dentro de un ambiente multicultural y siempre
cambiante.

• Ser puentes entre culturas, étnicas y Congregacionales, para llegar a la interculturalidad Evangélica.

• Vivir un sano equilibrio entre la itinerancia apostólica y la presencia, con disponibilidad interior, sabiéndonos peregrinas pero viviendo cada día como si fuéramos a quedarnos aquí para siempre.

• Mantener un equilibrio entre nuestro “ser” y “hacer”.

VAMOS A:

• Seguir haciendo camino de reflexión de nuestra identidad como Vida Religiosa femenina hispana para hacernos más conscientes que somos parte de la historia de la Vida Religiosa y de la Iglesia de Estados Unidos.

• Formar redes de comunicación, fortaleciendo la asociación a nivel regional y nacional para apoyarnos en el proceso de integración e involucrar a más Congregaciones.

• Aprender el inglés, conocer las leyes civiles y los documentos eclesiales de este país.

• Procurar y mantener un proceso de formación integral y permanente. • Informar e invitar a las Superioras mayores, especialmente a las que se encuentran en el extranjero, para que conozcan el proceso y lo apoyen. A Tí Señora y Niña Mía, Santa María de Guadalupe, Mujer Misionera, que eres puente entre cielo y tierra y que en Tu Rostro y Corazón supiste juntar dos mundos y dos culturas, enséñanos a salir al encuentro de las diversas culturas para llevarlas a Tu Hijo Jesucristo.